Respirar para Tranquilizarse

Ponte de pie bien derecho y aspira todo el aire que puedas,  después cuando te parece que tienes los pulmones completamente llenos, aspira un poco más.

Exhala lentamente… lentamente. Vuelve a llenar del todo los pulmones y contiene esa respiración.

Toma aire nuevamente y extiende los brazos al frente con bastante fuerza para mantenerlos horizontales, luego  lleva las manos a los hombros, contrayendo gradualmente los músculos de tal modo que, cuando las manos toquen los hombros, los músculos estén completamente tensos y los puños cerrados.

Cierra las manos de tal manera que las sientas temblar por el esfuerzo. Manteniendo siempre los músculos tensos, extiende los brazos rápidamente  exhalando profundamente y haciendo un sonido Uuuuu  con la boca , después recógelos con rapidez.

Hazlo varias veces, seis por lo menos.


Categories: Uncategorized

Post Your Thoughts