El Año de La Cabra, 2015

La Astróloga Ludovica Squirru nos cuenta que
el 2015 será una especie de respiro a todos los vaivenes y transformaciones que venimos experimentando y sucesivamente desde el 2012, año del Dragón; 2013 de la Serpiente y este 2014, del Caballo, que nos hizo galopar para ser el o la jinete de nuestro destino.
El 2015 tendrá un espíritu más bondadoso y compasivo. Además, la Cabra es el símbolo de la maternidad. Es la imagen de la dulzura, alegría y curiosidad.
“El Caballo nos vino a desestructurar y en cambio, la Cabra viene a balancear, a ella le gusta unir, integrar, tratar a la gente que está muy desamparada en todo sentido, ya sea por problemas de salud, o físicos, o que perdieron todo; la Cabra le va a dar una oportunidad para que vuelva a reinsertarse en esta sociedad”, comenta.
Pero también será un año donde las relaciones de pareja se concretarán y se seguirán proponiendo “nuevas familias”. Aparte, se dará un mayor auge en las adopciones de quienes necesitan un hogar.
“Más amoroso, para casarse, para juntarse, amigarse, apapacharse, para estar acurrucaditos. ¡Qué más podemos pedirle a la vida!”, enfatiza.
Agrega, que a la Cabra le gusta filosofar y es mística, entonces las personas se volcarán más hacia la espiritualidad, a buscar en ellas mismas cómo ser más felices, pues lo cambios siempre primero son individuales.
Es un tiempo de poner en acción lo que estuvo detenido, a pesar de la energía del Caballo aunque puede ser que con la energía de la Cabra se embarre la cancha y pierdan los objetivos.
“No hay cambios en el mundo si tú no cambias. Tienes que explorarte a ti misma a través de los que te guste. Si haces constelaciones, yoga, Tai Chi, reiki, hay muchas maneras, lo que se trata es que estés contenta con tu vida, tu trabajo, porque si lo haces de mala gana eso influye en la armonía del planeta”, advierte Ludovica.
En la sociedad
Según Squirru, la Cabra es un signo que tiene el arte como mensaje. Al igual que hace 60 años donde se presentó la energía de la madera, se consolido el rock and roll y cambiaron las ideas sobre la moda y lo material, el 2015 estará abierto para trabajar el desapego de lo material, de buscar dentro de uno las razones de la vocación, las utopías, los sueños.
Es que la Cabra es un signo de artistas, samaritanos, personas que tienen vuelo y nunca se detienen cuando quieren llegar a sus objetivos.
“Ella viene a que nuestra vida tengo un significado más profundo y dejemos de vivir en el piloto automático de levantarse para ir sólo a trabajar. La Cabra viene a desestructurarte y ese proceso viene acompañado con caídas económicas que se darán en el mundo y que van a reformular la economía doméstica, familiar, de la pareja”, indica.
Ludovica Squirru, afirma que en términos sociales, se necesitará más colaboración y solidaridad, donde la energía de la Cabra ayudará a llegar a esa pradera nueva donde uno podrá encontrar aliados, socios, amigos, independiente a la montaña rusa política y social que produzca, pero en lo familiar será una época para alcanzar logros, alegrías y nuevas esperanzas.
“Habrá mucho reencuentro con gente del pasado o con quienes no viste hace mil años, y quizás con ellos vas a poder hacer una nueva idea”, alienta. Es que la Cabra se la juega por sus ideales sin competir como el Caballo, sino que le gusta acompañar los procesos, escuchar al otro, estar en lugares donde se pueden hacer cambios, aportar.
Por eso mismo, viene a “desconectarnos” del ciberespacio y la tecnología. Será un año para que las familias se reúnan, comuniquen y reconcilien. “Hay que silenciarse más, la gente está muy aturdida con tanta ‘conexión tecnológica’ y eso te aleja mucho de ti, de tu ritmo, de tu propio corazón.
La Cabra es lo opuesto. Es más artesanal, manual, telepática y la verdad. Hay que buscar la parte positiva de que esas cosas que van a empezar a desaparecer y dosificarse”, declara.
La tierra
Además, en este ciclo tiene la energía de la madera que es de la tierra también. “La Cabra representa a la madre de la naturaleza y trae la función de equilibrarnos un poco con el medio ambiente”, asegura la escritora.
De ahí que su mensaje sea de paz, unión y de no alteración, pero dice que si la provocas, hay que tener en cuenta que es un signo necio, caprichoso, a veces, obcecado y hay que saber llevarla sino te hace pagar lo que haces, como un ‘instant karma, karma express’ o la ley de la causa y efecto.
“Tenemos que entender que el ser humano es parte de la naturaleza y no su dueño. La tierra está herida. Y este año es especial para concientizar sobre su cuidado, ya que la Cabra va a alterarla. No es un año climático fácil ni para Chile por sus volcanes”, explica la reconocida astróloga.
Pero no hay que alarmarse, aconseja la escritora, la idea es recuperar el equilibrio. En definitiva, “la Cabra trae al corral un nuevo diseño del mundo: práctico, refinado, audaz, creativo, altruista… y, si haces bien los deberes, tendrás consecuencias maravillosas para degustar en tu lugar en el mundo”, escribe en “Horóscopo Chino 2015 (Urano).
Pero también, narra en el libro Squirru, que será el terreno fértil para las mentes humanas. Y por tanto, habrá mucho arte, comida innovadora, música realmente novedosa y con seguridad seremos testigos de muchas alegrías. Un nuevo año, por tanto, para encender con pasión, arte, nuevos amigos y guías para ser más compasivos y altruistas.


Categories: Uncategorized

Post Your Thoughts