Dei y Terapia Floral

Las Flores de Bach son esencias extraídas de determinadas flores, obtenidas con procedimientos muy cuidadosos, que contienen toda la energía vital de la flor y que aportan equilibrio emocional, mental y físico a quien las tome. Se les denomina conciencia líquida porque la persona que las ingiere comienza darse cuenta de sus actos, sentimientos y emociones y a actuar en equilibrio, por lo tanto a abordar y resolver bien sus problemas o necesidades.

A los Terapeutas Florales este método nos sirve para conocer en profundidad lo que la persona necesita urgentemente solucionar, esto muchas veces inconsciente para ella misma.

Con este Diagnóstico (dei) es el propio cuerpo quien va contestando qué emoción lo bloquea, qué meridianos o chakras están funcionando mal, qué lo estresa en tiempo presente y cuál estrés tiene aún en su sistema energético, inconsciente y cuerpo de años atrás, cuándo ocurrió y con quién (quiénes) está relacionado.

Podemos revisar también, si existe algún órgano del cuerpo afectado por el estrés y en el caso que corresponda, derivarlo a un médico especialista.

A través de un Dei, es el cuerpo el que define las Esencias Florales a tomar y nunca se equivoca!

Es el cuerpo además el que nos dice cuántas gotas y cada cuánto tiempo debe tomar la persona y cuándo tendrá que realizar  su control, y qué tipo de terapia además podría necesitar para sanar

 

Más información..

Es un diagnóstico para conocer en detalle el estado psicológico, físico y energético de una persona de cualquier edad a través de las respuestas musculares de sus brazos estimulados por medio de Mudras. Este testeo entrega información exacta acerca de las esencias florales que la persona necesita tomar para equilibrarse, la cantidad de estrés que tiene, cuáles son los eventos que la han marcado en su vida y que aún están presentes, cómo ve la realidad, qué necesita para cumplir con su propósito de vida, etc.

El D.E.I es la primer Kinesiología energética latinoamericana, nuestra herramienta es un articulador diagnóstico y terapéutico formado por múltiples disciplinas a fin de recuperar capacidades auto sanadoras y ganar calidad de vida.

El cuerpo humano es un poderoso amplificador de señales, manifiesta la relación entre medio interno y externo, las kinesiologías utilizan reflejos musculares a fin de traducir esta información en términos analíticos para conocer las necesidades del biosistema y acceder a una correcta adaptación a los millones de estímulos que recibimos diariamente.

Desde nuestro surgimiento como especie, hasta la actualidad, nuestro medio externo ha cambiado dramáticamente y de manera fundamental por la propia acción humana. Esto ha obligado a todas las especies y a todos los reinos de la naturaleza a lograr una permanente adaptación a esos cambios. Esta capacidad propia de los seres vivos ha sido la garantía de la supervivencia y la evolución.

Sin embargo, la acelerada transformación de nuestro hábitat ocasionada por nuestro accionar y también por fuerzas cósmicas que permanentemente modulan nuestro planeta ha saturado la posibilidad de adaptación de todas las especies.

Los cambios no solamente afectan nuestro cuerpo físico, afectan nuestro ser integralmente por ejemplo nuestras emociones y sensaciones. Estas son consideradas, muchas veces, como las cenicientas de nuestra conciencia.
El lugar subordinado que le otorgamos, es el detonante de diversas manifestaciones somáticas desagradables, por medio de las cuáles este mundo censurado se manifiesta en términos de síntoma.

Como toda Kinesiología interpretamos la experiencia individual de nuestro consultante de la mano de reflejos musculares. En nuestro caso, utilizamos fundamentalmente un reflejo muscular llamado AR o Arm Reflex. Este reflejo fue descubierto por Raphael Van Assche en la década del 80.

Entendemos la terapia D.E.I como un reaprendizaje autónomo de nuestra historia de vida, donde por medio de la conciencia psicocorporal podemos elegir el camino de la felicidad.

Elsa Noemi Am
Creadora del sistema D.E.I (Diagnóstico Energético Integral) ®